Español English


IEA Logo



Una de las grandes preguntas cuando se trata de estudiar en el extranjero es exactamente lo que va a estudiar tu hijo. Después de todo, hay tantas opciones que puede ser un poco complicado elegir entre ellas. El estudiante ya sabe lo que quiere estudiar - o piensa que lo sabe - pero todavía hay algunas cosas que deben ser atendidas antes de tomar una decisión final.

¿Cuál es el propósito de estudiar en el extranjero?

Esta es una pregunta difícil de responder cuando se presenta en términos generales, pero no lo es realmente cuando se presenta como una elección personal.

Después de todo, tu hijo podría querer adquirir fluidez en otro idioma, explorar un tema diferente al que ya está estudiando en casa, aprender y experimentar una cultura diferente, continuar sus estudios en el extranjero o incluso ir a una universidad famosa en el tema en el que quiere ser profesional.

Tu hijo puede querer hacer todas estas cosas, pero es importante que estreche sus objetivos. De esa manera, será capaz de elegir una institución que es adecuada para él.

¿Por cuánto tiempo debe estar mi hijo en el extranjero?

¡Depende! Si tu hijo sólo quiere aprender un nuevo idioma, puede ir al extranjero por unas pocas semanas o incluso la mitad de un año. Para una experiencia más intensa de estudios en el extranjero, el estudiante puede permanecer allí durante un semestre, un año o incluso toda la longitud de su programa de grado. Saber lo que tu estudiante quiere estudiar y cuánto tiempo le llevaría estudiarlo es un gran paso hacia el objetivo final.

¿Cómo puedo asegurarme de que mi hijo entre al curso elegido?

Necesitas estar seguro de que tu hijo cumple con los requisitos de ingreso para el programa de estudios en el extranjero que le interese. Estos requisitos variarán en función del programa en particular, y pueden incluir cosas como la capacidad lingüística y créditos académicos anteriores. Es muy importante investigar esto antes de aplicar, el no reunir los requisitos de ingreso puede llegar a ser una pérdida de dinero y dañar la autoestima de tu hijo y su impulso para estudiar en el exterior.

Hay otros requisitos que variarán dependiendo de la escuela y el programa, incluyendo una entrevista o una declaración personal acerca de por qué tu hijo quiere estudiar en el extranjero.